martes, marzo 01, 2011

De cañas

Como siempre llegé tarde a la cita. "Siempre hablamos de mí , y tú ¿como estas? preguntó ella, sentados en la terraza del bar. "Yo estoy bien, como siempre, no hay mucho que contar". Me sentía incomodo hablar de mí. Era la tercera cerveza, las farolas de la plaza comenzaron a iluminar, mientras las sombras jugaban con las luces artificiales. Su pelo, ahora, parecía pelirrojo. "¿Que estoy haciendo aquí?, me preguntaba. Tampoco es que tubiese algo que hacer.
Me dejé deslizar hacia la oscuridad de la noche, en su compañia, mientras que eludía sus preguntas,haciendo que ella me hablara. Me gustaba la plaza, era pequeña y me sentía relajado, recuerdo que había naranjos, naranjos en flor. Yo escuchaba atento, observaba su rostro, sus facciones, sus expresiones, sus rictus, el movimiento de sus manos. "no parece que tiene veinte años, parece mayor" pensaba. A medida que ella hablaba de sí misma, notaba cómo sus palabras se alejaban de sus gestos. Llegó un momento que parecía que escuchaba a dos personas distintas.
Entonces fué cuando me invadió un sentimiento extraño. Estaba delante de una persona desconocída, dándole vueltas a la misma idea, sin noción de continuidad, comenzó a repetir cosas que ya había escuchado al principio de la conversación, pero con otras palabras .Quería darle un giro a la conversación, pero no podía, era demasiado tarde. Ella no me escuchaba.
Y yo no sabía que hacer.
Sentía como si hubiesemos llegado al límite en donde nuestros caminos se bifurcan; ni yó la entendía ni ella me entendía.
Quizás fuese el cansancio, quizás nuestras propias limitaciones. Todo se precipitó.
Al final ella pidió la cuenta "es muy tarde ya" dijo.
Subimos al coche y la acompañe a su casa, habia buenas palabras y sonrisas por parte de ambos, antes de la despedida.
Y nos dijimos adiós...

lunes, noviembre 22, 2010

Escritos de blogger

Decido hacer una nueva entrada y descubro a una persona escribiendo mientras escucha música.
A medio fumar un cigarro, despues de sentarme delante del ordenador. Dicha persona, previamente, ha releido todo aquello escrito en el blog.
Bebo el último sorbo de agua antes de disponerme a escribir, sobre mi identidad y aquello que me relaciona con el entorno inmediato.
¿Donde me encuentro mientras escribo estas líneas?, me pregunto mientras miro el cursor parpadeante.
Sobre un fondo blanco ordeno una tecla tras otra en un intento de mostrar lo más parecido a aquello que siento.
Escuchar música, fumar, sorber agua, observar el parpadeo del cursor... ¿me guiaran?

jueves, julio 17, 2008

EN EL SILENCIO

Cultivo el silencio en medio de un bosque de piedras, rocoso, intrínseco.
Cultivo el silencio en medio de pensamientos y sensaciones difíciles de traducir a sentimientos.

A tientas, siempre a tientas, busco ese puente que me traduzca pensamientos a sentimientos.
Unir dos orillas.
Ponerle palabras a los sentimientos para poder forjar un pensamiento, humano y cercano.
Ver en vez de mirar.

viernes, abril 18, 2008

lunes, junio 11, 2007

Despertamos a la vida, desconociendo que és la misma.Y, sin manual y sin guía; a tientas descubrimos aquello que nos hace soñar, reir, amar,sentir...Y nos encontramos envueltos en una borágine de sensaciones, donde, deseos se confunden con sentimientos e ilusiones con realidades.
Y nos sentimos torpes y confusos, agrios y espesos; ora estamos furiosos ora sentimos la calma. Es un viaje alucinante por la vida que nos gira y nos retuerce; dirigiendo nuestros pasos a no se sabe donde.
Apreendemos a vivir con pasos torpes y duditativos, estrellandonos una y otra vez con todo y contra uno; hasta la extenuación.
A veces tenemos la sensación que la vida se nos escapa de entre nuestros sentimientos, otras anida la sensación que nos persigue ella, o que la perseguimos.
Pero pocas veces la vida nos hace sentir que "estamos" y que "somos". Por eso nos preguntamos ¿que hacemos aquí? , sin continuidad en la respuesta. Es como mandar un mensaje en una botella a un desierto o a un basurero o a un bosque o a la mar, dependiendo de nuestro estado de ánimo, allí es donde mandaremos la botella.

viernes, febrero 02, 2007

¿TU QUE MIRAS SI NO VES?

" Un actor es quien hace actos,
y no es actor quien no hace nada.
Tú haces actos, y no actuaciones."



¿Porqué tienes ruido en el teléfono?. No para escuchar, ni para hablar. Sino, por médio del teléfono, para saber.
¿Monedas tienes?.
¿Son todas las monedas tuyas?.
No son tuyas todas las monedas. Entonces, ¿porqué creemos que son nuestras si vienen y van?.

Ni las monedas ni los sentimientos son nuestros.
Si ni tan siquiera, las monedas son nuestras, ¿como puedo pensar que son nuestros los sentimientos?.

¿Porqué creemos que tenemos sentimientos propios, si, con el tiempo los cambiamos?.

No mirar, no ver.

Pues no es lo que sabemos lo que nos hace ver, mas bién aquello que vemos es lo que nos hace saber.

viernes, septiembre 22, 2006

OPOSICIONES


Mi amigo Manolo se presenta ahora a unas Oposiciones.

Las Oposiciones es algo así como una dicotomia entre dos ideas. Por una parte, si las apruebas te sientes como parte de un algo que te hace sentirte bien; ya puedes ir al banco y alegremente hipotecar el resto de tu vida. Hace que seas uno más dentro de la gran familia anónima con su porción de felicida pagada en cómodos plazos. Algo así como comprar un trozo de cielo en la tierra.

Pero si suspendes, se desgarrará el cielo y te verás amenazado por un sinfín de terribles rayos abrasadores; haciendo que tu vida sea caótica, y en determinados casos, incluso hasta alcoholica. Pero esto no más es el empezar, porque se repetirá una y otra vez dicho infierno hasta el fín de tus días, que suele ser entre tres o cuatro años (claro, hasta que se anuncien otras oposiciones).

Cuando estas sentado delante de los temas percibes una extraña sensación, como si ellos te lanzasen a un vacio que carece de significado racional (por no hablar de lógica). Navegas por un espacio donde nunca te encuentras seguro. Y es cuando aparecen esas dudas que te acechan y te acusan detras de alguna página. Y te conviertes en un proscrito que, aunque tu no querias, te ves huyendo, a galope tendido al estilo de un caoboy del oeste; pues en cada tema te encuentras un cartel donde aparece tu nombre, con la leyenda "se busca vivo o muerto, recompensa 10 dolares" ( y una foto, no se sabe porqué, donde sales feísimo) y el delito...
Y te ves buscando refugio en un disco de música o en la caja de alguna pelicula o entre las páginas de un líbro... y hasta incluso algunos dicen, que te han visto pegado a la pantalla del televisor.
Pero otro día, miras cara a cara a esos papeles escritos en lengua geroglífica y los desafias diciendo aquelo de "no debisteis cruzar el misisipi forasteros". Aunque por dentro te digas aquello de "como salga de esta, subo a a Virgen de la Cabeza, de rodillas si es preciso"

En fín, no dejan de ser parte de aquellas Historias Mínimas que nos hablaba Sorín en su pelicula, que aunque a veces se perciban como algo extraño o ajeno (algo de locos), hace que "estemos" sin dejar de ser nosotros mismos. Porque no dejan de ser parte de nuestra vida.